Pizza diavola

Ingredientes:

  • 300 gramos de harina de trigo
  • 160 ml de agua
  • 5 gramos de levadura de panadería
  • 2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 pizca de azúcar
  • 1 cucharadita de orégano
  • 300 gramos de tomates pelados machacados
  • 100 gramos de queso mozzarella
  • 1 cebolla mediana
  • 100 gramos de pepperoni
  • Pimienta al gusto

Preparación:

Primero preparamos la masa.

En un envase grande mezclamos el agua con la levadura, le agregamos las 2 cucharadas de aceite y revolvemos suavemente.

Seguimos revolviendo y poco a poco vamos añadiendo la harina de trigo, la cucharadita de sal y la pizca de azúcar.

Mezclamos con una mano mientras que con la otra seguimos añadiendo la harina, al principio la mezcla estará pegajosa.

Después de añadir toda la harina la mezcla ya no debería estar pegajosa, de no ser así se le puede añadir un poco mas de harina.

Seguimos mezclando por varios minutos hasta que ya no este pegajosa, sacamos la mezcla del envase y la colocamos sobre una superficie amplia, limpia y previamente enharinada.

Se amasa con fuerza durante unos 10 minutos, se estira, se pliega en si misma, se amasa nuevamente y se repite varias veces hasta lograr una masa elástica, compacta y homogénea. Durante este proceso si se pega se le puede ir agregando pequeñas porciones de harina.

Al terminar este proceso hacemos una bola de masa y la colocamos en un envase oscuro, la tapamos con un paño y la dejamos reposar durante una hora para que la levadura actúe y la masa aumente de tamaño. Lo ideal es que duplique su tamaño.

Después colocamos la masa de nuevo en la superficie amplia y con un rodillo se amasa y se estira poco a poco, dándole forma redonda de unos 35 a 40 cm de diámetro. También le podemos dar forma cuadrada o rectangular.

“La forma clásica de la pizza es la redonda.”

Cuando la masa este lista la colocamos en una bandeja previamente enharinada y procedemos a colocarles los ingredientes.

Preparamos una salsa con los tomates machacados, la cucharadita de orégano y una pizca de sal.

Esparcimos toda la salsa, con la ayuna de un cucharon, sobre la masa, cubriéndola uniformemente.

Le añadimos el queso mozzarella rayado, la cebolla picada en tiras y por ultimo el pepperoni en rodajas.

Se lleva la pizza al horno precalentado a 200 °C y se cocina de 12 a 15 minutos.

El punto exacto de la pizza es cuando el queso esta derretido y ligeramente dorado por arriba, y la masa de pizza ligeramente marrón por debajo. Crujiente pero sin llegar a ser una galleta.

Cuando este lista se le puede añadir pimienta, orégano y aceite de oliva antes de servir.

 

Plural: 2 Comentarios Añadir valoración

  1. Cristina dice:

    Gracias por esta receta, me quedo muy rica y a mi familia le encanto.
    No sabia que preparar pizza era tan fácil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *